La Comisión Nacional del Agua (Conagua) confirmó que el huracán ‘Bud’ se debilita y no afectará las zonas de impacto en Chiapas, sin embargo se mantendrán trabajos conjuntos entre CFE, Segob, Sedena y Conagua para atender el manejo del Sistema de Presas del Alto Grijalva.

Mediante el Comité Técnico de Operaciones se dará seguimiento a los trabajos de seguridad, escurrimiento, vacío y acumulación de agua en las presas de Chiapas: La Angostura, Chicoasen, Malpaso y Peñitas, independientemente del acumulado semifijo de Chicoasen II.

Control y manejo

Este manejo integral busca tener control y manejo de las precipitaciones y escurrimientos que pudieran presentarse durante el resto de junio y julio, particularmente en los meses de septiembre y octubre cuando más precipitaciones se esperan para la región Sureste.

En este sentido la Secretaría de Protección Civil confirmó que debido a la presencia del “Huracán Bud” se llevó a cabo la primera sesión del Grupo Interinstitucional de Análisis y Coordinación para Ciclones Tropicales, integrado por las áreas de meteorología de distintas dependencias federales.

En la reunión participaron personal de la Dirección General de Protección Civil, Dirección General para la Gestión de Riesgos, Centro Nacional de Prevención de Desastres; Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Secretaría de Marina; Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), además del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), a efecto de establecer una perspectiva meteorológica colegiada por los efectos que pudiera generar este sistema.

Así mismo se dieron continuidad a los trabajos del manejo al Sistema de Presas del Alto Grijalva en Chiapas con base a la información del Servicio Meteorológico Nacional activando los protocolos preventivos en coordinación con las autoridades municipales y delegaciones de las dependencias de la Administración Pública Federal para disminuir el riesgo de posibles afectaciones para la población y la actividad turística.