Los acuerdos comerciales entre México y Estados Unidos permitirá a los productores mantener las exportaciones de sus frutos sin ningún impedimento, ya que el mercado del norte representa para muchos sectores una gran oportunidad económica ante la demanda de los cultivos.

El presidente de la Asociación Agrícola de Productores de Rambután, Alfredo López García, dio a conocer que es un gran aliciente que la exportación de los productos agrícolas haya quedado libre de aranceles, porque el beneficio económico en la comercialización de la fruta será completo.

Mencionó que en el caso del rambután, el mercado del país del norte representa un gran atractivo en cada cosecha, aun cuando las exigencias en cuanto a la calidad de la fruta son altas, el precio del kilogramo es mucho más redituable, y por lo tanto, al no ponerles aranceles, las ganancias serán totales.

Señaló que cada temporada se envía alrededor de siete mil toneladas de rambután hacia los Estados Unidos, cifra que se ha mantenido desde hace varios años, y por lo tanto al no haber impuestos por la comercialización habrá mayor interés de compradores en llevar la fruta del Soconusco.

Detalló que si bien no se colocó aranceles en la exportación de productos agrícolas, están conscientes de que las exigencias fitosanitarias serán mucho más altas, aunque no tendrán problema alguno porque la fruta es de calidad y con un sabor único.

El entrevistado mencionó que otra de las situaciones que podrían generar alguna repercusión en el sector agrícola sería en los precios de productos agroquímicos o de algunas piezas de refacciones de los equipos, situación que sí afectaría en la economía de las familias, ya que por años, el sector ha estado excluido de apoyos gubernamentales.