El geriatra del IMSS en Jalisco, Antonio Kobayashi Gutiérrez, mencionó que personas de la tercera edad pueden presentar depresión y ansiedad de forma conjunta, lo que afecta su calidad de vida.

Agregó que es más común en mujeres, “por lo regular no asisten a revisión médica por malestares psicológicos debido a que incluso no perciben que presentan dichas patologías de origen mental y emocional”.

Manifestó que acuden más por algunas molestias como problemas para dormir, pérdida de apetito, dolores en el cuerpo, pecho, cansancio y debilidad, por mencionar algunas.

El experto resaltó que es importante atender a tiempo ambos padecimientos debido a que “tienden a cronificarse e intensificarse, y es posible prevenir su desarrollo”.