La Profeco recomendó a empresarios y comerciantes no hacer pagos en efectivo a verificadores, todo es a través de una línea de captura y depósito en banco, requerimiento de pago en la Secretaría de Finanzas, gobierno del Estado o del SAT, esto para no dejarse sorprender por delincuentes que de manera ilegal utilizan falsos uniformes, logotipos, documentación, para extorsionar ante supuestas supervisiones.

En entrevista el Subdelegado en Tapachula de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Emilio Pinzón González, alertó sobre la irregularidad, señaló que esto ha pasado en otras partes de la república, por lo que tampoco se descarta que pudieran llegar a esta región esos delincuentes, que generalmente llevan un oficio apócrifo con el logotipo y hasta firmas de algún funcionario actual de la Profeco, para pedirles dinero con el pretexto de haber encontrado alguna falta a la ley y para no clausurarlos o denunciarlos.

La alerta generalizada es en todo el país, por lo que exhortó a las cámaras empresariales, asociaciones de comerciantes y empresarios en general, a no dejarse engañar por falsos verificadores, y denunciarlos inmediatamente ante las autoridades correspondientes, para evitar que esta extorsión se replique en otras entidades.

Se recomienda a los comerciantes que pidan identificaciones de la dependencia, las cuales contienen un código QR que puede revisarse en aplicaciones gratuitas de cualquier teléfono inteligente para constatar si el verificador está vigente en la plantilla de la procuraduría, además de que cualquier oficio debe contener el nombre del negocio que se revise.

Puntualizó que ningún trabajador de Profeco está autorizado a recibir dinero en efectivo, y esto se hace a través de una línea de captura y depósito en el banco; ante cualquier duda sobre alguna verificación el empresario o comerciante puede solicitar información o denunciar al número 01800 4688722, gratuito de la Profeco.