El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, pidió actuar por la vía legal, como hasta ahora, contra los responsables de la violencia en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que no haya encubrimiento y se mantenga la autonomía de la máxima casa de estudios.

Luego de recibir en sus oficinas de la casa de transición al rector de la UNAM, Enrique Graue, el presidente electo difundió un video sobre el encuentro, a través de sus redes sociales.

Reconoció la legitimidad del movimiento que están impulsando los jóvenes para acabar con los abusos y la violencia en la UNAM y aseguró que los universitarios están actuando con mucha responsabilidad.

Anticipó que ante la madurez con la que están actuado los muchachos no será fácil que intereses ajenos “se monten en el movimiento para desestabilizar” con otros fines.

Al reiterar su confianza en las autoridades universitarias, el presidente electo también se pronunció porque se mantenga la estabilidad en la UNAM, al llamar a que no se acepte ninguna provocación, manteniendo el diálogo ante todo.

A su vez, el rector Enrique Graue, entrevistado al salir de la reunión, descartó de manera tajante que autoridades universitarias pudieran tener cualquier clase de acuerdo con los grupos de porros que han provocado las agresiones en la universidad.

Reconoció la solidaridad y conciencia de López Obrador sobre la situación de la UNAM, y añadió que también hablaron de temas que quedaron pendientes desde la reunión anterior.

El rector informó que fue aceptado en lo general el documento sobre el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de Azcapotzalco y que se está trabajando en el resto del asunto.