El dilema del dinero público a partidos

A finales del mes de agosto, el INE aprobará el acuerdo por el que se determina el monto del financiamiento público ordinario de los partidos políticos para el 2019, el dinero del erario público que reciben anualmente con independencia de que se celebren elecciones federales. La cantidad se calcula multiplicando el número de ciudadanos inscritos en el padrón electoral por el 65% del valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), la medida de indexación que sustituyó al salario mínimo. Una estimación preliminar arroja una cifra que asciende a 4,728 millones de pesos. Como de costumbre, la determinación del INE generará un debate en la opinión pública sobre el presupuesto destinado a los partidos políticos y la necesidad de reducirlo. Durante la actual legislatura del Congreso de la Unión, se han presentado diversas iniciativas de reforma constitucional con este propósito. Entre ellas destaca la que busca llevar a la Constitución federal la llamada ley Kumamoto, aprobada en el estado de Jalisco el año pasa