Polémica goleada del Cruz Azul al Veracruz

De la mano de sus joyas Roberto Alvarado y Elías Hernández, Cruz Azul no conoce el freno y esta vez los Tiburones Rojos de Veracruz sucumbieron 4-1 ante el líder. Nadie vence a la Máquina en la Liga, que ya tiene 15 goles y sólo ha permitido tres tantos en ocho partidos para convertirse en el mejor equipo del torneo con 20 puntos. Su rival en turno trató de hacerle difícil el camino pero solo fue una víctima más en el Azteca. Eso sí, hasta los mejores tienen ayuda arbitral. El primer gol de los cementeros se derivó de un error del asistente 2, José de Jesús Baños, quien no marcó cuando el balón salió y permitió que Édgar Méndez siguiera la jugada. El balón se mantuvo en los pies de los celestes hasta que llegó a Alvarado para pasarla a Elías y en una pared pudo definir prendiendo el balón raso para lograr el 1-0. El susto del Tiburón llegó al inicio del segundo tiempo cuando Polaco Menéndez peleó un mal rechace del Jerry Flores en el área. Jesús Corona derribó al rival y el árbitro Roberto García Orozco decre