Tejedoras alzan la voz contra empresas

Las asistentes al Primer Encuentro Latinoamericano de Artistas: Tejedoras, alfareras, bordadoras, carpinteras y productoras de lana, entre otras, concluyeron que “las empresas están obligadas a respetar nuestros derechos humanos y ser castigadas ante cualquier plagio que hagan de nuestros trabajos”. Al finalizar la reunión de cuatro días que congregó a 240 mujeres de 25 organizaciones de México, Colombia, Guatemala, Argentina, Paraguay, Ecuador, Chile, Estados Unidos y el País Vasco, reiteraron su exigencia de que se frenen los plagios de sus diseños y que se respeten sus saberes ancestrales, cada día más amenazados. Plantearon “recorrer cada estado donde sabemos que hay artistas igual que nosotras, convocarles a unirse por la defensa del patrimonio cultural, propiedad intelectual colectiva y no a la privatización de nuestros saberes ancestrales”. Manifestaron que “nuestros ancestros no tenían visto comercializar nuestros tejidos, pero el avance del capitalismo les orilló a hacerlo frente a la extrema pobreza