Argentina va a Rusia sumida en incertidumbre

La selección argentina de Futbol recorre el último tramo rumbo a Rusia 2018 sumida en una crisis deportiva y la creciente crítica del periodismo especializado y los exigentes hinchas del país sudamericano que temen un nuevo fracaso mundialista.

La histórica derrota por 6-1 que España le propinó la semana pasada al conjunto dirigido por Jorge Sampaoli encendió las luces de alerta y alimentó un clima pesimista con miras a la Copa del Mundo que se realizará del 14 de junio al 15 de julio.

El resultado de ese amistoso revivió los cuestionamientos por la “messidependencia” de la Selección, ya que Lionel Messi, el mejor jugador del mundo y capitán del equipo, no pudo jugar por una lesión.

También modificó los planes de Sampaoli en el armado del equipo cuando faltan escasas semanas para el Mundial y los jugadores necesitan acomodarse unos con otros. La derrota ante España opacó por completo la victoria por 2-0 que unos días antes se llevó Argentina frente a Italia, también en un amistoso y que alimentó las ilusiones de conseguir un nuevo título mundial.

El problema del conjunto albiceleste es que después de las Copas del Mundo que alzó en Argentina 78 y México 86 no ha logrado sumar una tercera durante décadas y arrastra la frustración de la final que perdió en Brasil 2014 contra Alemania.

Después del cimbronazo español, todavía no se confirma un nuevo partido amistoso previo al Mundial, aunque hay negociaciones con Nicaragua y aún se debe definir al equipo que vendrá de visitante el 29 de mayo a la despedida de la selección en vísperas de su partida a Rusia.

Sampaoli ya anticipó que tiene decidido el 80 por ciento del equipo y que, a pesar de que el 14 de mayo sólo se debe presentar una lista preliminar de 35 convocados, ese día él dará a conocer los 23 nombres definitivos.