Arqueólogos recuperan 84 objetos prehuastecos

De acuerdo con un comunicado de prensa emitido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), están en proceso de recuperación una concentración de más de 150 figurillas de barro, tipo huecas y Pánuco C.

Gustavo Ramírez Castilla, arqueólogo del Centro INAH Tamaulipas y coordinador del proyecto Salvamento Arqueológico Puerto Altamira, comentó que en un periodo de 11 años se han podido recuperar alrededor de cinco mil piezas, localizadas dentro de lo que fue una aldea prehispánica de la época Preclásica sobre una loma ubicada frente a la playa Tesoro.

El coordinador explicó que el pectoral elaborado en caracol es una pieza relevante porque normalmente están asociados a la cultura huasteca Posclásica; sin embargo, el objeto hallado en Chak Pet corresponde a finales del Preclásico o al Clásico Temprano, una época anterior.

En cuanto al pendiente tallado en la costilla de un animal marino, posiblemente de una ballena o un manatí el investigador lo describe como grueso y pesado: mide 15 centímetros de altura y 4.5 centímetros de ancho.

También se hallaron figurillas de barro y puntas de flecha elaboradas con piedras, los arqueólogos han hallado lascas de obsidiana, diversos ornamentos hechos en caracol, concha y hueso, y objetos suntuarios de piedra verde, posiblemente transportados desde Guerrero, Chiapas o Guatemala.

El origen étnico y cultural de la población téenek o huasteca sigue siendo un misterio por esa razón es importante continuar con las excavaciones en Chak Pet que la primera aldea anterior a los huastecos en la cual se estudia de manera extensiva en la Huasteca septentrional, el resto de sitios ampliamente investigados son huastecos del Posclásico.