Arruinan imagen de virgen en Asturias
El lamentable hecho ocurrió en España cuando una persona intentaba restaurar una imagen religiosa. Cortesía

Ya han pasado varios años desde la fallida restauración del Cristo de Borja, al cual denominaron Ecce Homo. Desde entonces se han revelado a lo largo del tiempo diversas intervenciones del mismo tipo.

Ahora ha ocurrido algo similar, pero en Asturias, específicamente en Rañadoiro, Tineo, en España. Una vecina del pequeño pueblo de Rañadoiro, ha pintado el nuevo Ecce Homo en tres tallas de madera de los siglos XV y XVI que se encuentran en la ermita del lugar.

De acuerdo al portal de noticias El Español, los especialistas ya tachan la obra de “desastre absoluto”. Las figuras son, en primer lugar, una Santa Ana, en segundo lugar, una talla que representa a María y Jesús; y, en tercero, una imagen de San Pedro, éstas dos últimas policromadas, según han adelantado hoy medios locales.

El resultado final presenta a las figurillas con colores muy vivos, entre rosas, verde fosforescente y turquesa; y el rostro perdió la naturalidad de las figuras originales.

El tono de la piel es falso y tanto Santa Ana como la Virgen llevan los labios pintados en exceso. Una de las tallas luce el pelo aguamarina. La órbita de los ojos de San Pedro elige cada cual su propio camino.

La vecina realizó la intervención con el permiso del párroco, Arturo García, según cuenta ella misma. De acuerdo a declaraciones, lo realizó con toda la buena intención del mundo, pues “solo quiso ayudar para adecentar las figuras”.

Luis Saro, el experto que restauró estas mismas figuras hace quince años tilda el resultado de “aberración”, y que “ni la técnica ni los colores tienen nada que ver con los originales”.