En su nueva película La Monja, Demián Bichir interpreta a un sacerdote que buscará resolver un misterio y combatir un demonio en compañía de una hermana interpretada por Taissa Farmiga.

En su visita a México, Bichir reconoció que aunque no es la primera vez que se mete en la piel de un párroco en 2010 fue Miguel Hidalgo en Hidalgo: La historia jamás contada para él la religión no es algo que esté cerca de su vida.

“No creo que sea una persona religiosa, aunque crecí en una casa religiosa, con las enseñanzas de una abuela que me llevaba a la iglesia y me enseñaba a rezar y me parece que era un lugar interesante pero ya no continúe siendo religioso de esa manera”, detalló.

Bichir, quien estrenará este filme que pertenece a la saga de El Conjuro el próximo siete de septiembre se considera más un hombre de ciencia que de credos.

“Creo que existe una energía más grande que nosotros, no sé si realmente podría llamarla de alguna manera. Creo en lo que es tangible, en lo que se ha analizado en lo que se ha comprobado científicamente. También creo que en la energía de la gente porque la siento”, dijo.

El nominado al Óscar recordó que durante la filmación de La Monja fue testigo de la energía que se puede quedar impregnada en un lugar y que hizo más interesante el rodaje.

“Cuando filmamos en Rumania, en locaciones increíbles en increíbles castillos donde Bram Stoker se inspiró para libros como Drácula, una icónica figura. Cuando estás ahí sientes una energía, sabes que ahí pasó algo, que gente estuvo ahí”, dijo.