Brasil manda a México a su casa

Neymar Jr., que marcó el primer tanto y provocó con su acción el segundo, obra de Firmino, lideró a Brasil en su triunfo (2-0) de octavos de final del Mundial de Futbol de Rusia 2018 que acabó con el sueño este lunes, en Samara, de una valiente selección mexicana.

Ausentes el argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo —que se repartieron de forma equitativa los últimos diez Balones de Oro—, al estar ya eliminadas sus selecciones, Neymar apunta al trono vacante; y acercándose a su nivel máximo, la estrella de la Canarinha se postuló para liderar a Brasil en su afán por ampliar a seis su propio récord de títulos mundiales.

De momento, tras superar a México, que entró en el cuadro como segunda del grupo F -tras sorprender a Alemania (1-0), vencer a Corea (2-1) y patinar ante Suecia (0-3)- Brasil, que, de menos a más, acabó primera del E -empatando con Suiza (1-1) antes de vencer con idéntico resultado (2-0) a Costa Rica y Serbia- se medirá al ganador del Bélgica-Japón, en cuartos.

Una eliminatoria que alcanzó por séptima vez seguida, al tiempo que el Tri se despedía de nuevo en octavos, asimismo, encadenando siete eliminaciones seguidas en esa ronda.

Entrenador

El colombiano Juan Carlos Osorio prometió que le iba a jugar "de tú a tú" al que previamente definió como "el mejor equipo del mundo", y cumplió, pero el Tri, que no se arrugó nunca, no jugará el por la afición mexicana tan ansiad quinto partido.

El "Profesor" —pasando de ser muy criticado a querido por los mexicanos—, que no pudo contar con el sancionado Héctor Moreno, al que suplió Hugo Ayala en el centro de la zaga, dio entrada al veterano Rafa Márquez, capitán de nuevo, delante de la defensa de cuatro y por Miguel Layún, que lo sustituyó tras el descans

El "Kaiser de Michoacán", de 39 años, en su quinto Mundial —y a diferencia de su compatriota el portero Antonio Carbajal, el alemán Lothar Matthäus y otro guardameta, el italiano Gigi Buffon, que lo igualan, es el único que ha sido titular al menos una vez en todos ellos— se colocó por delante de la defensa de cuatro.

Jugador

Con el pivote habitual del eficaz Herrera y Guardado, el "alma" de este equipo; con el diabólico Lozano esta vez por la derecha y el talentoso Vela por la izquierda —intercambiándose bandas— escudando al punta, Chicharito. Rubio platino este lunes, como Salcedo y Layún.

Dorada fue la primera mitad del Tri, que supo contener, merced a Edson Alvarez (20 años), con ayudas de Gallardo, a Neymar. El astro de la Canarinha, recién recuperado de la lesión en el pie derecho de la que se operó en marzo ya puso a prueba a un sensacional Ochoa en el quinto minuto, pero no acabó de arrancar en el primer acto.

Lo haría, sin duda, en el segundo. "Tite", tal y como había anunciado la víspera, incluyó al atlético Filipe Luis en el lateral izquierdo, en sustitución del madridista Marcelo, tocado; y mantuvo en la derecha de la defensa a Fagner, en detrimento del recuperado Danilo; manteniendo el resto de los que ganaron en el último partido de la fase de grupos a Serbia (2-0).

Con Thiago Silva de capitán, la "verde-amarela" no se accionó de forma definitiva hasta la segunda mitad, en la que sin brillar, presentó candidatura al título. Y si un disparo de Coutinho, desviado por Ochoa, recibía respuesta en idéntica acción de Gallardo, Neymar no perdonó y aprovechó, lanzándose al suelo, un servicio de Willian desde la izquierda para abrir el marcador al sexto minuto. En una jugada que inició él mismo, sirviendo de tacón al jugador del Chelsea.

El partido se animó con creces. Jonathan entró por Álvarez, poco antes de que Osorio hiciese el tercer cambio, de Raúl Jiménez por el Chicharito. Brasil bailaba, con acciones de Coutinho, Gabriel Jesús, Willian y Neymar, que hicieron relucir la enorme calidad de Memo. Pero México también pisaba pista; y tanto Vela, como Guardado avisaban de que el empate podía llegar en cualquier momento.

Si no está al cien por cien, lo cierto es que Neymar cada vez se parece más a Neymar. E incluso reclamó mayor sanción para un pisotón involuntario de Layún cuando estaba tendido en banda.

En un equipo que equilibra el madridista Casemiro, que se perderá el partido de cuartos, por acumulación de tarjetas, la estrella paulista reclamó de nuevo todos los focos y, por la izquierda, generó una jugada letal.

Neymar disparó, Ochoa sacó una nueva mano, pero Firmino —que poco antes había sustituido a Coutinho, lugarteniente del aspirante a rey— remató la faena. Un valiente Tri se bajó del torneo en la estación de Samara. Y el "Penta" apunta al sexto.