Buscan preservar el tallado en piedra
El instituto tiene el objetivo de conservar la tradición, así como difundir y preservar el oficio. Cortesía

Como si se tratara de una tenue música de fondo, el golpeteo del mazo y el cincel contra una piedra da la bienvenida a la Escuela Taller del Cantero, donde alumnos a partir de los 15 años de edad pueden aprender a tallar la piedra, una de las tradiciones más arraigadas del municipio de Chimalhuacán, situado en la zona oriente del Estado de México.

De acuerdo con Mónica Hernández, directora del instituto, el objetivo es conservar la tradición, así como difundir y preservar el oficio a través de la enseñanza a las nuevas generaciones y al público en general.

En sus inicios, la escuela —construida en 2009— tuvo una convocatoria de 12 participantes y ahora, a nueve años, su plantilla estudiantil suma más de 68 alumnos provenientes no sólo de municipios cercanos como Chicoloapan, Texcoco, Chalco, Ecatepec y Toluca, sino también de la Ciudad de México, principalmente de delegaciones como Xochimilco, Iztapalapa e Iztacalco, entre otras.

En entrevista Hernández compartió que su programa académico, avalado por la Secretaría de Educación Pública (SEP), se desarrolla de manera semestral y trimestral, aunque también tienen lugar cursos complementarios para la profesionalización de los alumnos.

Aunque asegura que no se trata de un oficio exclusivo de hombres, la también artista plástica reconoció que son pocas las mujeres que deciden aprender el oficio de la talla en piedra. No obstante, algunas de las que se han atrevido a entrar han destacado en el Concurso Anual de la Feria, cuya convocatoria la lanzan en el mes de mayo.

Al respecto de la convocatoria el arquitecto y escultor Gustavo Nequiz Nequiz indicó que desde este 2018 son seis las categorías que integran el concurso: Tradicional, Nuevos Diseños, Maestro Figurativo, Maestro Contemporáneo, Especialidad en Mármol y Más de 60 años, esta última surgida a fin de dar oportunidad a los adultos mayores de expresar su creatividad.

El también profesor de la Escuela Taller, quien exhibe algunas de sus creaciones en el espacio destinado a la venta de obras, destacó la buena recepción del reciente concurso, cuya convocatoria registró 130 escultores, cifra superior a la del año anterior que fue de 100.

Como parte de este certamen, el patronato de la Feria Metropolitana, Artesanal y Cultural de Chimalhuacan otorga un bloque de cantera, recinto, ónix o mármol con medidas de 65 por 45 centímetros a cada participante, quienes cuentan con 15 días para realizar una escultura.

A decir de Nequiz Nequiz, los premios son de gran relevancia, pues incluyen estímulos económicos de 17, 15 y 10 mil a los primeros lugares, respectivamente, además de dos menciones de tres mil pesos. “Son más de 300 mil pesos en premios y apoyos para el desarrollo de la pieza”, acotó.