Luego de cobrar protagonismo al interpretar al cadete Tello en Luis Miguel: la serie, el actor Jorge Antonio Guerrero dice sentirse agradecido por haber sido considerado para proyectos relevantes, como la película Roma, dirigida por Alfonso Cuarón, y la serie Sitiados, del canal de paga Fox.

“Algo de lo que más disfruto cuando estoy en el set es colaborar; creo que es un ejercicio social microcultural que nos invita a preguntarnos sobre cómo estamos haciendo las cosas más allá del lugar de grabación. Y si esto está teniendo un resultado como el que está teniendo, imagínense lo que podríamos hacer en la realidad”, expresó.

Esta semana, el actor grabó en la capital al lado de Alfonso Herrera y Eréndira Ibarra parte de la nueva entrega de Sitiados, que aborda parte de la historia de México combinada con ficción. Ahora que lo ve, confiesa, no sabe cómo es que su carrera ha crecido este año.

“En el arte cinematográfico tengo poco, desde la película de Alfonso que fue en 2016. Tenía yo 23 años más o menos y hubo gente que tuvo la paciencia de enseñarme a esa edad y en ese momento; creo que eso fue fundamental en mi vida, porque me enseñaron a ser más respetuoso con tu proceso y a reconocer que todos estamos luchando y qué nos hace falta trabajar”, dijo.

“Fueron maestros que tuvieron esa paciencia y devoción para que juntos pudiéramos sembrar algo. Yo no estudié propiamente actuación, estudié literatura, empecé a hacer poesía en voz alta en espacios públicos y eso, aunado con el entrenamiento, me empezó a llevar poco a poco a la actuación, y sí, solito empezó a salir, conecté con gente de teatro, empezamos con producciones independientes y siempre con seriedad”, confesó.