Tras deslindarse de los últimos acontecimientos violentos que se han vivido en Chilón y en los que se han visto involucrados grupos presuntamente ligados a Leonardo Guirao Aguilar y al alcalde Felipe Gutiérrez Miranda, cafeticultores de este municipio, exigieron a la Procuraduría General de Justicia la cumplimentación de las ordenes de aprehensión correspondientes, buscando el restablecimiento de la paz.

La declaración de los productores de café en voz de Manuel Guzmán, se da en razón a los supuestos señalamientos que el propio alcalde Felipe Gutiérrez Miranda hizo recientemente al acusarlos de formar parte de los grupos delictivos que han cometido actos delincuenciales y alterado la paz y la tranquilidad en el municipio, y que ha enrarecido el clima de convivencia social que prevalecía en el pasado.

Acusan que los grupos que actúan impunemente, están integrados por individuos afines a un partido político que busco su reposicionamiento político en las elecciones del 2015 y que finalmente logro el triunfo, pero en ningún momento han sido desarticulados las organizaciones que fueron creadas, y que hoy son los principales responsables de la situación que se vive en la cabecera municipal y en algunas comunidades rurales.

Mencionaron que de los recientes hechos donde fuera herido Erick Fernando González Guirao y Rodolfo Romeo Fernández Burguete, en la comunidad de San Francisco Duraznal, en un secuestro planeado por gente de Nachejeb donde habrían sido rescatados y luego llevados al Hospital General de Yajalón, para su atención urgente al salir heridos de bala, es un problema de dimensiones hacia la delincuencia organizada.

Explicaron que a raíz de lo ocurrido, el agente del Ministerio Público levantó la denuncia correspondiente en el que de manera casi inmediata se giraron las ordenes de aprehensión en contra de Enoc Aguilar Monterrosa, Pablo Gómez Jiménez y Elías Javier Jiménez Gómez, por el delito de secuestro bajo la causa penal número 28/2017 en la ciudad de Ocosingo, sin embargo dichos mandatos judiciales no se han ejecutado porque indicaron ha intervenido el legislador federal Leonardo Rafael Guirao Aguilar, el alcalde Felipe Gutiérrez Miranda y Flor Guirao Aguilar síndica municipal para que “su gente” no sea detenida.