Transportistas de carga en la modalidad de volteo del municipio de Huixtla hicieron pública su petición a la Secretaría de Transportes en Chiapas y a la Secretaría de Gobierno para terminar con el influyentismo y la impunidad con que se manejan políticos que afectan al gremio.

Esto al convertirse en competencia desleal e impedirles desarrollar su actividad.

En una reunión con autoridades los camioneros sindicalizados y que durante mucho tiempo se han dedicado a esta actividad afirman que han sido marginados.

Solicitan que no se permita la intromisión de particulares que nada tienen que hacer en el sector y directamente pidieron al alcalde Regulo Palomeque que “saque las manos” de las obras porque ha creado desestabilización social.

Dijeron que Margarito Palomeque, hermano del alcalde, los ha desplazado en el acarreo de materiales de construcción, ha impuesto contratos a su conveniencia y exige que las empresas constructoras no den trabajo a nadie más que a él, aduciendo acuerdos del munícipe.

Asimismo, acusan, se les ha impedido participar en la obra pública, pues el hermano del presidente acapara, en contubernio con propietarios de carros particulares, los acarreos del material pétreo sin tener concesionamiento.

Señalan que si bien cuenta con una concesión por parte de Conagua para extracción de material pétreo, esto por ley no le asiste para prestar el servicio de acarreo de material, actividad que de manera desleal ha usurpado bajo el argumento de ser hermano del alcalde.

Los otros representantes de sindicatos evidenciaron que Margarito Palomeque ha rentado camiones de otros municipios para realizar el acarreo de material en una obra que se realiza en Huixtla, con lo que se genera mayor conflicto entre los gremios organizados, pues además ellos ofertan dichos procesos a bajo costo y no dan oportunidad que otros se involucren.