El corazón de la capital chiapaneca fue infartado. Los cañeros bloquearon desde el Centro al 5 de Mayo, con sus camiones en cada esquina, desde la 2ª Sur a la 2ª Norte. El congestionamiento vehicular en la zona no pudo ser resuelto por Tránsito Municipal.

“Ya enviarán a los granaderos”, gritó un hombre mientras trataba de salir de la Avenida Central. Fue a comprar en la 9ª Oriente y al salir se encontró con que estaba encerrado.

El automovilista se confió de que el bloqueo de los cañeros era sólo hasta la 6ª Oriente, pero en pocos minutos los manifestantes extendieron el tapón vial a la 11 Oriente.

En cada esquina colocaron un camión tipo Torton. Y luego hicieron lo propio a la 2ª y 1ª Sur, a la 1ª y 2º Norte.

Varios automovilistas que estaban en sus trabajos, en el banco o el algún trámite de alguna dependencia, se encontraron con la desagradable sorpresa de estar atrapados.

A algunos les permitieron salir cuando recién se instalaba el bloqueo. Pero pasados los minutos, los cañeros ya no movieron sus unidades.

Así, algunos pasaron por encima de las aceras o en sentido contrario, con tal de salir antes que el cierre fuera absoluto.

Al parecer los cañeros prevén intensificar su bloqueo de no hallar respuestas satisfactorias a sus peticiones.

De igual forma persiste (y persistirá por tres días) el bloqueo en el carril de baja, de poniente a oriente sobre el libramiento Norte, frente a la Sección 7 del SNTE en Tuxtla Gutiérrez.