Casi le cercenan el brazo al ser atacado por desconocidos

Con el antebrazo casi cercenado, un sujeto fue atacado por desconocidos en una riña callejera la noche del miércoles en la colonia Adonaí, de Tuxtla Gutiérrez; por temor a su integridad logró escapar y fue auxiliado por colonos.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 23.40 horas mediante una llamada al número de Emergencias 911, cuando operadores del Centro Estatal de Control, Comando, Comunicaciones, Cómputo e inteligencia (C4i) tomaron el reporte.

Oficiales de la Policía Estatal y Municipal se trasladaron a la avenida 10 de Octubre entre las calles 1ª y 3ª de Mayo de la colonia Linda Vista Shanká en Tuxtla Gutiérrez, donde se encontraba el herido.

Al arribar al sector, los uniformados se percataron de un grupo de personas que rodeaban a un sujeto que presentaba por lo menos cinco heridas en el antebrazo izquierdo, con abundante sangrado.

De inmediato se solicitó el apoyo de una unidad de primeros auxilios y a los pocos minutos se presentaron Técnicos en Urgencias Médicas (TUM) de la Cruz Roja Mexicana para socorrer al hombre.

La víctima se identificó como Óscar Armando Flores Guerra (24 años), quien indicó que se dirigía rumbo a su domicilio caminando sobre la prolongación de la 5ª Poniente e ingresó a la colonia Adonaí.

Sin embargo, en ese momento le salieron al paso tres sujetos que comenzaron a insultarlo con palabras altisonantes, tras hacer caso omiso, los desconocidos lo corretearon y lograron acorralarlo, fue entonces que uno de los hombres sacó una navaja y lo atacó.

Mientras los otros lo custodiaban para que no escapara, Óscar Armando recibió por lo menos cinco heridas; a pesar del tenebroso incidente, escapó y corrió varias cuadras hasta llegar a la colonia Shanká, donde fue auxiliado.

Tras la valoración, socorristas lograron controlar la hemorragia y trasladaron a Flores Guerra al hospital Doctor Gilberto Gómez Maza para que recibiera atención especializada, mientras tanto de los responsables nada se sabe.