A la espera del arribo de la Guardia Nacional

La presencia de la Guardia Nacional en la frontera sur no se nota, y el cruce de personas y mercancías en balsas por el río Suchiate se mantiene normal.

Sobre el puente internacional decenas de migrantes se presentan en la garita del Instituto Nacional de Migración (Inami) para solicitar la Tarjeta de Visitante Regional (TVR).

En las carreteras de la franja costera chiapaneca se mantienen los operativos con personal del Inami, Policía Federal, Ejército y Armada de México, buscando con ello frenar el paso de extranjeros de forma irregular por el territorio mexicano.

Después del anuncio de que empezaría el despliegue del personal de la Guardia Nacional en la frontera sur, arribaron altos mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que sostuvieron reuniones a puerta cerrada en las instalaciones de la XIV Zona Naval con sede en Puerto Chiapas.

Se dijo que se analizan los puntos estratégicos para ubicar las bases operativas, aunque los Ayuntamientos de Suchiate, en la frontera con Guatemala y Palenque, en el norte del estado, ya han ofrecido terrenos para instalar los cuarteles.

Por el momento, en las márgenes del río Suchiate no se aprecia presencia de las autoridades federales y militares; las personas centroamericanas y extracontinentales siguen cruzando en balsas hacia México.

Deportación aérea

En tanto, el Inami informó que 108 personas de nacionalidad hondureña fueron deportadas vía aérea desde la ciudad de Villahermosa, Tabasco.

Se trata en su mayoría de familias que viajaban con niños y que se encontraban en una condición irregular en territorio mexicano, quienes fueron trasladadas hacia la ciudad de San Pedro Sula, Honduras.

Estas acciones se llevaron a cabo en coordinación con el Consulado de Honduras y cumpliendo con las normas y procedimientos migratorios vigentes, con pleno respeto a sus derechos humanos, sostuvo.