Asentamientos irregulares encarecen la vivienda

Las invasiones de predios y los asentamientos irregulares afectan directamente al desarrollo de vivienda nueva, al disminuir las reservas territoriales que deriva en el incremento de los costos de la tierra disponible.

Jorge Burguete Torrestina, presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), comentó que en los últimos años las invasiones han pasado de las zonas rurales a las urbanas, incluso en los polígonos intraurbanos.

Por supuesto que hay una afectación directa a inmediata, y “vemos con mucha preocupación que en las últimas administraciones esto se ha desatendido por las diferentes figuras de gobierno”, añadió.

Mencionó que el Ayuntamiento no tiene facultad dentro de los protocolos de seguridad para desalojar invasiones de predios, lo que consideran preocupante porque queda a responsabilidad del gobierno estatal “y hemos visto muy poca o quizás nula actuación de este, sobre todo en el sexenio pasado”.

Sobre el actual gobierno, manifestó que le están dando un voto de confianza, considerando que están transcurriendo todavía los primeros meses de la administración. Pero es importante que tome cartas en el asunto y ejerza de manera irrestricta el Estado de derecho en todos los sentidos para que se terminen este tipo de prácticas.

Reiteró que resulta preocupante que el predio ubicado en las cercanías del Mirador Los Amorosos, en la ciudad capital, que estaba resguardado por la Fiscalía General del Estado, haya sido invadido por una organización social, y no se vio respuesta inmediata para la aplicación de la ley.

Esto afecta de forma considerable al sector de la construcción y más a los desarrolladores de vivienda, porque las reservas territoriales intraurbanas son el principal insumo para iniciar un proyecto de una unidad habitacional.

También la viabilidad de seguir construyendo viviendas de interés social dentro de las ciudades se va perdiendo, lo que resulta negativo en términos sociales y urbanos, porque se le quita la oportunidad a la gente de bajos recursos de acceder a ellas.

Lo anterior vuelve susceptible a este sector poblacional a acompañar invasiones o asentamientos irregulares, con todo y el efecto adverso en términos del tejido social.

Además, que construir viviendas en algunas zonas ya resulta complicado por el tema de los costos que genera llevar los servicios públicos, sumado a los incrementos de los terrenos.

Finalmente, hizo un llamado respetuoso a las autoridades para aplicar políticas públicas que ya no permitan más invasiones en zonas urbanas, sobre todo cuando el gobierno federal ha dicho que ya no tratará con los líderes de organizaciones sociales sino con el pueblo, por lo que es importante que el gobierno estatal sea congruente con dicha estrategia.