Ambareros del municipio de Simojovel de Allende dan a conocer que tras la llegada de asiáticos en el año 2011 al lugar con el fin de llevarse la resina de primera calidad, desde hace un año han comenzado a retirarse del lugar, situación que ha traído algunos beneficios, pero también perjuicios.

Doraluz Espinosa López, participante de la Expo Ámbar “Nuestras Raíces” que se lleva a cabo en el Parque de la Marimba del 13 al 21 de abril en un horario de diez de la mañana a once de la noche, dio a conocer que la presencia de chinos en la zona trajo consigo dos situaciones.

La primera perjudicó a los artesanos debido a que; “con la llegada de los asiáticos no podíamos adquirir el ámbar para realizar nuestros trabajos para la venta, se apropiaron prácticamente de algunas minas y de las familias que se dedican a la extracción de la resina”.

Por otra parte, la artesana compartió que los mineros se vieron beneficiados al percibir un mejor salario, quienes por mucho tiempo han ganado 50 pesos por día, al paso de estos años varios lograron construir una vivienda digna y han mandado a sus hijos a la escuela.

“Para nosotros es muy importante que tuviéramos el ámbar de primera para trabajar, para tener nuestro ingreso diario, sin embargo también le pagaban bien a los mineros algo que siendo honestos no se hace en el municipio, son sentimientos encontrados, porque miramos el progreso de los trabajadores”, expuso.

Detalló que en todos estos años los empresarios chinos se han llevado el ámbar que es considerado de primera para ellos, es decir el que no tiene ningún tipo de imperfección, como burbujas, basura o algún fósil.