Los más de 700 catequistas que asistieron a un encuentro de tres días realizado en Huitiupán, se comprometieron a seguir preparándose y formándose para anunciar la palabra de Dios, informó el obispo de la Diócesis de San Cristóbal, Rodrigo Aguilar Martínez.

En entrevista después de la misa que ofició ayer, dijo que la reunión se llevó a cabo del lunes al pasado jueves en el municipio de Huitiupán, ubicado en el norte de Chiapas.

“Hubo una presencia nutrida contra el parecer de algunos de que al realizarse fuera de San Cristóbal y en un lugar de no tan fácil acceso para todos como Huitiupán, se iba a dificultar”, agregó.

“Hubo muy buena respuesta de los asistentes de toda la diócesis y también la participación de la comunidad de Huitiupán ayudando generosamente, pues sobraba comida para atender a las 750 personas, e incluso sobraron lugares en casas para hospedar a las personas. Hubo una magnífica acogida”, manifestó.

Señaló que este tipo de encuentros “ayudan a los catequistas que ya tienen años ofreciendo el servicio a renovar su disposición, su formación y su actitud, y a los que van a empezando integrarse a este grupo numeroso de catequistas en la diócesis; de modo que continúan su formación para ser mejores catequistas o sea que anuncien la palabra de Dios”.

Expresó que los asistentes se comprometieron “a aplicar todo lo que fuimos viendo, la espiritualidad en la sagrada escritura, en el tercer sínodo y la espiritualidad en la realidad social de la diócesis, del estado de Chiapas y de que esto se haga con ese espíritu del evangelio, de verdad, de bien, de solidaridad”.

El sacerdote Marcelo Pérez Pérez dijo por su parte que el encuentro “estuvo excelente”, pues se trataron temas como el tercer sínodo Diocesano y la biblia, con lo que se fortaleció la misión de los catequistas; fue positivo y salieron con mucha esperanza, las palabras del papa Francisco los animó”.

Explicó que primero hubo exposiciones y luego el trabajo en grupos “para ver qué compromisos podían ir sacando. Fue de mucho ánimo para los catequistas”.

Aseveró que en la diócesis de San Cristóbal existen más de 10 mil catequistas que “son la base principal” en el trabajo pastoral que se realiza en las 57 parroquias.

Afirmó que el obispo Aguilar Martínez estuvo presente los cuatro días del encuentro. “Todos los días hubo misa”, dijo.

En otro tema, el obispo de San Cristóbal se refirió a los hechos vandálicos realizados a principios de la semana por integrantes de la Coordinadora de Organizaciones por el Medio Ambiente para un Chiapas Mejor (Comach), luego de la detención de su dirigente, Martín Pale Sántiz y de otras cinco personas acusados de secuestro.

“La violencia no es sana, y menos cuando está implicada injusticia, corrupción e impunidad”, afirmó el prelado cuando se le preguntó su opinión sobre el caso.