Conafe se queda sin el 70% de trabajadores

El despido masivo que hizo el gobierno federal de trabajadores de la delegación en Chiapas del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), que se realizó el pasado 3 de mayo de forma arbitraria por vía telefónica y hasta por mensajes de WhatsApp, dejará afectaciones en 106 mil 988 personas, entre alumnos de educación inicial, preescolar, primaria, jóvenes prestadores de servicios, así como becarios.

María Carlota Courtois Espinosa, coordinadora de la dependencia federal en San Cristóbal de Las Casas, acusó que fue Aristeo López López, delegado estatal, quien notificó al personal que ya no iban a laborar y que no tenían derecho a liquidación.

La decisión que tomó la administración que encabeza el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, dijeron los afectados, fue injusta y dejará sin clases a 85 mil alumnos de educación inicial, preescolar, primaria y secundaria.

Se le suman siete mil jóvenes prestadores de servicios, diez mil 273 becarios afectados y cuatro mil 715 niños, quienes realizaban sus actividades en cuatro mil 811 comunidades de alta marginación en Chiapas.

Estados

Los despidos masivos no sólo se presentaron en Chiapas, también abarcó otras entidades del país: Campeche, Coahuila, Jalisco, Guerrero, Puebla, Oficinas Centrales, Morelos, Yucatán, Veracruz, Nayarit, Tabasco, Zacatecas, Sonora, Sinaloa, Baja California, Colima, Durango, Guanajuato, Querétaro, Michoacán, Tamaulipas, Chihuahua, Hidalgo, Aguascalientes, Quinta Roo, Estado de México, Michoacán, Oaxaca y Nuevo León; en suma, son 522 empleados afectados.

Las consecuencias también se reflejarán en la actualización de bases para pagos de figuras educativas, en los beneficiarios de Estudios a Docentes, en el Programa Acércarte a tu Escuela, en la programación de localidades para la atención del próximo ciclo escolar, así como en la validación y confirmación de expedientes para la certificación de alumnos.

Exigencia

Dentro de las peticiones que tiene el personal se encuentran: reinstalación inmediata de las 522 personas que fueron despedidas a nivel nacional, así como el pago de las quincenas caídas.

También solicitaron una audiencia con las autoridades estatales y con el propio presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, para que reciban atención a las demandas planteadas.

Se le suma el respeto a los derechos laborales, basificación y homologación de todos los trabajadores, que no haya represión por la inconformidad y que exista un aumento sustantivo en los sueldos.

Testimonio

Artemio Aguilar Jiménez entró a laborar al Conafe en 1994 (tiene más de 25 años de servicio) y, lamentablemente, ahora forma parte de la lista de personas que fueron corridas.

Sus funciones estaban en la parte de mantenimiento eléctrico y de jardinería, con esas actividades apenas alcanzó un sueldo de dos mil 400 pesos cada quincena.

La decisión que tomó el gobierno federal, dice, le genera preocupación a su familia, debido a que ya no contará con dicho recursos que servía para alimentación, ahora no sabe que hará.

Atención

El pasado 4 de mayo sostuvieron una reunión con el Director de Delegaciones y Concertación con el Sector Público del Conafe, Eduardo Campos Martínez (antes Secretario de Educación en Chiapas), pero no alcanzaron ningún acuerdo y el funcionario mencionó que el despedido deriva de un documento emitido por la Oficialía Mayor número 700.2019.0964.

En el escrito se instruye a las dependencias del gobierno federal para la no contratación de plazas permanentes, eventuales y de honorarios adscritas a las delegaciones y oficinas de representación.

En el documento que trae la firma de la Oficial Mayor, Raquel Buenrostro Sánchez, se puntualiza: “en virtud de lo antes expuesto, hago de su conocimiento que por instrucciones del Señor Presidente de la República, toda aquella persona contratada a partir del 1° de diciembre de 2018 en alguna plaza permanente, eventual o de honorarios en cualquier delegación (...)”.

Los afectados respondieron que esta medida no es aplicable para ellos, toda vez que llevan más de dos décadas de colaborar con la dependencia federal y tienen una continuidad laboral.

Finalmente, los trabajadores afectados del Conafe exigieron al gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, a que si quieren austeridad concentren su atención en altos y medios mandos pero no en un sector vulnerable que perciben no más de cinco mil pesos mensuales.