El presidente de la Asociación de Empresarios Chiapanecos de la Industria de la Construcción (Ecic), Óscar Octavio Marina Alegría, reconoció el interés del gobierno federal y el empuje del gobierno del estado para que se pueda dar solución al rezago de la reconstrucción de viviendas afectadas por el terremoto de septiembre de 2017.

Lo anterior, luego de que en días recientes se diera a conocer que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), anunciará 23 mil 800 acciones de vivienda para Chiapas con una inversión de dos mil 730 millones de pesos.

Como representante de una parte del gremio de la industria de la construcción, dijo que el interés general es que ese recurso se vea en acciones concretas en la entidad, sobre todo donde se registró mayores daños, ya que el año pasado se había dicho que el dinero ya estaba disponible.

Sobre todo, indicó que es importante que las obras se realicen con total transparencia y apego a la normatividad en materia de construcción, principalmente bajo una asignación equilibrada de los contratos, tomando en cuenta a los verdaderos empresarios chiapanecos.

“Que no vaya ocurrir que al ser un producto etiquetado desde la federación, vengan las super empresas a nivel nacional a construir los fraccionamientos y ahí se vaya el recurso, y los empresarios chiapanecos nos quedemos mirando.”

Puntualizó que al tratarse de obras de vivienda no se requerirá de empresas con tecnología avanzada, por lo que los constructores locales podrán participar de manera general, ya que tienen a parte de la maquinaria suficiente toda la experiencia.

Como empresarios de la construcción se harán presentes con la delegada de la Sedatu en Chiapas, para ofrecerle el asesoramiento técnico y profesional de todo el gremio, así como para poner a la orden a las empresas asociadas para que puedan tener oportunidad.