Cubanos denuncian actos de corrupción

Cientos de migrantes de origen cubano que llegan a territorio mexicano denunciaron la corrupción y complicidad de personal del área de Regulación Migratoria del Instituto Nacional de Migración, señalan que para obtener el Salvoconducto (documento que concede esta autoridad para que puedan transitar por territorio mexicano en su trayecto hacia los EEUU, sin que les interrumpan el paso), abogados afines al personal de gobernación cobran hasta mil dólares porque este se realice incluso en horas, mientras que quien no paga espera en promedio hasta 25 días.

Señalan que hay desesperación pues luego de la travesía para llegar a territorio mexicano y en particular a Tapachula, sorteando todo tipo de situaciones hasta asaltantes, se ven condicionados a pagar para no tener una espera tan larga y ser beneficiados con la gestoría de los abogados plenamente identificados con el personal del INM.

De este hecho, señalan algunos abogados que son relegados en este tipo de acciones, tiene participación la actual delegada del Instituto de Migración en Chiapas Yadira del Carmen de los Santos, a través de los trabajadores, muchos de los cuales ingresaron con su administración y que de favorecer a determinados gestores.

Los cubanos señalan que para que realicen trámites a extranjeros en las oficinas de regularización migratoria, el cubano que cuenta con recursos estos se concluyen de manera rápida incluso horas, porque también trabajan de noche y madrugada, aquellos que viajan limitados de dinero tienen que esperar muchos días, incluso recibir tratos déspotas del personal.

De acuerdo a la denuncia de un grupo de 30 cubanos entre los que se encuentra Alejandro “N”, señaló, que en las oficinas de regularización migratoria atienden a diario 20 trámites de sus connacionales, pero existen casos especiales que son atendidos por los abogados particulares que se han confabulado con el personal del INM de lo que la delegada en Chiapas tendría conocimiento.

“Nosotros venimos huyendo de nuestro país por diversas circunstancias, la gran mayoría no traemos dinero, viajamos con lo necesario, pero aquí la realidad es otra porque los abogados nos piden desde 500 hasta 1,000 dólares para que nos hagan el trámite de inmediato, incluso cuando en el día solo atendieron a 20, nos dicen que con una buena plata tenemos trato especial”, denunció.

En la Delegación del INM en Chiapas, en Tapachula, por instrucciones de la delegada Yadira de los Santos, se habrían retirado de ese lugar los espacios y oficinas consulares y de atención, con lo que hoy ocurre lo que están denunciando y en los que se beneficia de manera directa a abogados coludidos con el personal, según lo denuncian activistas y extranjeros afectados.