Desalojan carretera a Puerto Chiapas

Cientos de policías estatales y municipales fueron movilizados para desalojar a un grupo de padres de familia del Centro de Estudios Tecnológicos del Mar (Cetmar-24) que mantenían bloqueado el acceso hacia Puerto Chiapas y que demandan la reinstalación de 19 catedráticos cesados y la destitución del director Jaime Suriano Pérez al que acusan de presunto abuso de autoridad, actos de corrupción y nepotismo.

Ante lo que se consideró como “falta de operación política”, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Fiscalía General del Estado y Secretaría de Seguridad Pública Municipal con equipos antimotines, llegaron hasta el lugar del bloqueo, obligando a los inconformes a retirarse del lugar, sin que ninguna persona fuera detenida.

Sectores productivos y empresariales habían solicitado el desalojo de los manifestantes, en virtud a que estaba afectando las actividades en Puerto Chiapas para la exportación de banano hacia los Estados Unidos.

El bloqueo se había iniciado el miércoles en el tramo carretero Tapachula-Puerto Madero a la altura del entronque Cuatro Milpas, impidiendo el paso de todo tipo de vehículos, incluyendo a pipas de transporte de combustible de Petróleos Mexicanos y camiones de carga de banano hacia el muelle fiscal de Puerto Chiapas.

El fiscal de Distrito Fronterizo Costa, Olger Villanueva Ovando y el director de la Policía Fronteriza, Roberto José Yair Terán, encabezaron el operativo 24 horas después de haber iniciado el bloqueo, debido a que había fallado el diálogo con los inconformes por parte de los operadores políticos.

Se dijo que luego del operativo un grupo de padres de familia aceptó iniciar una mesa de diálogo que habían venido solicitando desde hace más de un mes a las autoridades educativas para que atiendan la problemática del Cetmar, cuyas instalaciones permanecen tomadas.

Los manifestantes lamentaron la falta de atención a la problemática por parte de las autoridades educativas y ello los orilló a realizar el bloqueo carretero, siendo hasta ese momento que acudió el delegado regional de la Secretaría de Gobierno, Omar Ornelas Silva, solo “para saber sus peticiones”, cuando desde hace más de un mes se inició el conflicto.