El titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte de Chiapas (SMyT), Aquiles Espinosa García, reconoció que el sistema de transporte es todavía un desorden, derivado de muchos factores, como la corrupción, por lo que se tiene en marcha un plan para el reordenamiento de este sector y que será atacado a través de los operativos en los términos que marcan la ley dentro de esta administración.

Expuso que dentro de otros factores, existe el rezago del concesionamiento, omisión de la autoridad, la corrupción entre la gente que está solicitando las concesiones con sus líderes y a su vez estos con algunos funcionarios de la dependencia estatal, por lo fue enfático en que se trabajará con honestidad para terminar con malas prácticas que han dañado la economía del sector y han puesto en riesgo la integridad de los usuarios.

Dijo que se advirtió que este desorden hacía muy difícil la función administrativa, de modo que decidieron entablar acciones a través de una guía donde estuvieran establecidas tanto las problemáticas como las propuestas. “Esta denominación piensa ordenar el transporte a través del cumplimiento de la ley”.

“No vamos a trabajar por ocurrencias, vamos a trabajar con un plan que nos permita ir tomando decisiones que serán evaluadas periódicamente”, sentenció.

Expresó que los operativos continuarán, ya que hay mucho transporte irregular que se manifiesta no sólo en la prestación del servicio sin concesión y permiso, sino en invasiones de rutas establecidas por la secretaría a través de los estudios que se realizan.

Finalmente, explicó que existen dos formas de autorización del servicio del transporte público: una es de la zona, como los taxis o por rutas donde circulan generalmente colectivos o mixtos. En este contexto, sostuvo que los irregulares invaden estas rutas o zonas, pero reconoció que los propios concesionarios también cometen arbitrariedades, “al verse amenazados que sus ingresos han disminuidos por el pirataje, cayendo en el mismo sistema ilegal”.