Federación tarda en tomar control de la frontera sur

El gobierno mexicano se tardó en fortalecer la frontera sur para controlar la migración, manifestó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Chiapas (CCE), Alejandro Figueroa Gutiérrez.

Ahora con la presión de Estados Unidos se actuará, aunque ya las cosas se salieron de control porque no se sabe ni quiénes entran ni de dónde son, sólo se tienen datos generales pero no existe la certeza de cada uno.

Dijo que el actual presidente de la República ha mostrado un lado muy humano respecto a la migración, pero no hay que olvidar que es un tema que requiere de mucha responsabilidad.

Resaltó que todavía hay cosas en la incertidumbre, aunque ya el canciller Marcelo Ebrard anunció que no hay nada aparte de lo que ya se dijo, más que realizarán una evaluación en 45 días para ver si las medidas tienen buenos resultados.

Agregó que la presencia de la Guardia Nacional en la frontera sur, con seis mil elementos según el Gobierno Federal, representará a fin de cuentas una derrama económica para algunos sectores porque necesitan servicios, hospedaje, transporte, alimentos, entre otros.

Aunque no es una reactivación económica, es un momento de respiro para los comercios de la zona.

Sobre la situación del estado, indicó que prevalece un grave problema de reactivación financiera, y será todavía más fuerte si los migrantes se quedan y no se generan oportunidades de empleos ni para los propios chiapanecos.

“Todo es posible y más en los casos donde hay cuestiones humanitarias; siempre México ha sido un país hermano de los países centroamericanos, pero se requiere de recursos”.

El empresario mencionó que por ello el estado debe pedir a la Federación más recursos para acelerar la reactivación económica, y no existe nada más rápido para este fin que la obra pública.

De la mano también de la producción de vivienda, que debería recibir facilidades para incrementar la inversión de los desarrolladores, mientras que a mediano plazo se debe plantear la construcción de un corredor entre Chiapas y los países de Centroamérica, con incentivos que hagan que la industria se instale en esta zona.

Refirió sobre la ampliación del programa Sembrando Vida, que aunque es una buena alternativa no es la solución para el panorama que prevalece en Chiapas, donde la migración ha sumado a la condición de pobreza.