Autoridades federales, estatales y municipales emprendieron un operativo para impedir la instalación de vendedores ambulantes sobre la 10ª. avenida Norte entre 1ª. y 7ª. calle Poniente, en el centro de Tapachula.

En ese tramo, frente al mercado Sebastián Escobar, las banquetas y zonas de estacionamiento vehicular ya eran ocupadas por el comercio informal.

Por ello, decenas de elementos de la Policía Federal, Gendarmería, Secretaría de Seguridad Pública del Estado y Municipal, Ejército mexicano y de Servicios Públicos Municipales, desplegaron un amplio operativo de “limpieza”.

De esa manera, se impidió la instalación de los vendedores, se realizó el lavado de toda la calle y se ordenó vigilancia permanente en esa zona para impedir que los comerciantes informales vuelvan a ocupar los espacios públicos.

El secretario de Servicios Públicos Municipales, Enrique Mota Imatzú, precisó que en las acciones también participaron elementos de la Fiscalía General del Estado, aunque no hubo personas detenidas.

Afirmó que esto es en seguimiento a los operativos que han permitido evitar que comerciantes ambulantes se instalen en los parques centrales Miguel Hidalgo, de las Etnias y Benito Juárez.

Empresarios del centro de la ciudad reconocieron las acciones emprendidas por las autoridades de los tres niveles de gobierno y demandaron que se impida su reinstalación, además de que se realice una investigación al considerar que muchos de estos son extranjeros.