Incrementan solicitudes de condición de refugio

La cantidad de personas que solicitaron la condición de refugiados en México se incrementó en el 2018 con un total de 29,600 personas, 15 mil más que en el 2017, informó la Jefa de la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Tapachula, Kristin Riis Halvorsen y la mitad de esas solicitudes se hacen en Tapachula.

Entrevistada en relación a la próxima caravana que se ha anunciado a mediados de enero a la Frontera Sur, señaló que no existe la certidumbre de la magnitud aunque reconoció que hay información que comunidades de Honduras y El Salvador se están organizando para salir en masa.

“En esta institución nos preparamos para ayudarle al gobierno en sus acciones, la Acnur mantiene una posición de coadyuvancia, y en caso de ocurrir se le informa a las personas de su derecho a pedir asilo en este país y que estos tengan acceso a ese procedimiento”, dijo.

Entre las personas que solicitan ese procedimiento son las que tienen mayores necesidades, se les otorga un pequeño apoyo humanitario, “un diminuto sustento para llevar a cabo su proceso de solicitud pero es eso sólo un modesto apoyo que no llega a cumplir con la canasta básica en México”.

Sobre el tiempo que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) se lleva en analizar los casos de las personas que solicitan la protección de refugiados, dijo que se tiene que ir caso por caso, y toma tiempo, “porque a todos nos interesa que se lleve a cabo un buen análisis”.

En esos análisis se ve cada caso, se escucha cada historia y se otorga o no la condición de refugiado que es un estatuto humanitario para personas que hayan huido de la violencia en sus países, “no debe darse a otras personas, en caso de que se haya tomado una decisión mal hecha se vuelve analizar y en su caso, a excluir a las personas, además hay leyes mexicanas e internacionales”.

Sin embargo, aclaró que a la Acnur no le corresponde hacer ese análisis, sino coadyuvar con las autoridades, esta institución se prepara en caso de que haya necesidad, y de ser necesario movilizar a equipos de otras partes del país para dar respuesta a las urgencias.

Finalmente, señaló que en caso de ser necesario para atender una nueva caravana se tiene de por si un equipo grande en Tapachula y de requerirse, se “movilizarían a nuestros equipos en otras partes del país y dar respuesta a las necesidades, ya que la atención es compleja porque vienen desde niños, mujeres embarazadas y adultos mayores”.