La Secretaría de la Función Pública (SFP) encontró “irregularidades” en la aplicación de 76 millones 913 mil pesos en el municipio de Zinacantán, durante la administración que concluyó el 30 de septiembre pasado.

En un documento oficial se establece que “la administración municipal 2012-2015 (presidida por el priísta José Sánchez de la Cruz) ejecutó 118 obras por administración directa, por un importe de 73 millones 314 mil pesos que al ser verificadas se comprobó que no se encuentran ejecutadas”.

Agrega que el Ayuntamiento “únicamente suministró materiales consistentes en cemento gris, varillas de tres octavos, block hueco de concreto simple, lámina zintro alum y armex para cadena, que no han sido aplicados para el mejoramiento de viviendas por los beneficiarios como lo establece el acta de aceptación de obra del Consejo de Participación Ciudadana de las diferentes localidades del municipio”.

Señala que los días 9 y 10 de marzo pasado se realizó la inspección de campo correspondiente, “en la que se pudo constatar que los materiales proporcionados a los beneficiarios de las diferentes comunidades de Zinacantán no han sido ejecutados como lo establecen los Lineamientos Generales para la operación del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), en los que se especifica que la realización de obras y acciones deberán beneficiar directamente a población en extrema pobreza y acreditar que la cobertura del proyecto presentado en el expediente técnico beneficie preferentemente a dicho sector de la población”.

Por ello, determina que “no se cumple con las metas y objetivos del Programa del FAIS, ya que por el monto ejecutado y la operatividad de la obra, no se refleja el impacto que se obtuvo en el beneficio final”.

Sostiene que el Ayuntamiento “no llevó a cabo la supervisión para que los beneficiarios de las localidades aplicaran los materiales en ejecución de las obras, en atención a lo establecido en el acta de aplicación de obras del Consejo de Participación Ciudadana”.

El documento expresa que adicionalmente la administración municipal señalada ejecutó la obra denominada Construcción de espacios para infraestructura de mercado artesanal en la cabecera municipal por un monto de tres millones 598 mil pesos, pero durante la verificación se constató que “el área construida consiste en piso de concreto hidráulico que no es utilizado para los fines establecidos en el proyecto, ya que no es ocupado, por lo que se determina que no cumple con las metas y objetivos del Programa del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal 2015”.