La Guardia Nacional no es el muro de Trump

La Comisión de Hacienda en el Congreso de Chiapas consideró que la llegada de los elementos que integran la Guardia Nacional a la frontera sur en ningún sentido forman parte del otro muro del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, debido a que sólo se trata de un acuerdo para disminuir el flujo migratorio.

No obstante, reconocieron que el reto es mayúsculo para bajar a menos de 40 mil el número de migrantes en tan sólo 45 días, a fin de evitar una nueva discusión sobre el tema de cobros de aranceles a los productos nacionales.

Los riesgos que se visualizan es que aquellos que sean deportados se queden en la frontera norte de México con la necesidad de trabajo -y se tienen que respetar los derechos humanos- y los que no logren pasar la barrera de la zona sur, se quedarán en los municipios cercanos, lo que también implica un trabajo logístico y económico.

Los seis mil elementos de seguridad que estarán en territorio chiapaneco, consideraron que no tienen el objetivo de militarizar la frontera debido a lo porosa que es y a los puntos “ciegos” por donde se pueden filtrar los migrantes, sino para combatir también el narcotráfico, el tráfico de armas y otros delitos.

El acuerdo que tomó el gobierno de México y Estados Unidos obligará a las autoridades locales a replantear todos los temas, sobre todo los relacionados con atención a migrantes, de seguridad, los laborales y hasta de derechos humanos.

Se espera que en el Congreso de Chiapas se haga un planteamiento al Gobierno federal para que, el año venidero, se otorguen más recursos económicos para que los municipios de la frontera sur tengan mejores posibilidades de atender (en el aspecto laboral y de ayuda humanitaria) a los hermanos de Centroamérica.

Finalmente se informó que, al ser una fuerza del orden federal, quien otorgará los recursos será la Federación y se tiene que contemplar en el Presupuesto de Egresos a través de lo que se entrega a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de la Marina (Semar) y la Policía Federal.