Liberación del Transporte sí, pero con normas

La liberación del transporte sí es viable en la entidad, siempre y cuando, se respeten las normas establecidas para garantizar un servicio de calidad a la población y unidades en buenas condiciones, puntualizó Mario Bustamante Grajales, presidente de la Alianza del Autotransporte del Estado de Chiapas.

Dijo que se tienen que hacer los trámites y pagos que sean necesarios ante las autoridades para regular todo el proceso, porque hasta el momento la única forma de entrar a trabajar, es mediante la entrega de concesiones.

Aclaró que liberar el transporte no significa que cada trabajador del volante haga lo que quiera, lo que importa es que se respete la reglamentación establecida.

Sobre los últimos acontecimientos que se registraron en la capital de Chiapas donde se enfrentaron transportistas concesionarios y “piratas”, puntualizó que ahora los ilegales con tal de establecerse en alguna zona hasta regalan sus servicios, porque no tienen ninguna obligación con el estado y esto molesta a quienes sí han cumplido con la Ley.

Todos estos problemas, opinó, reflejan un desequilibrio social que forma parte de las arbitrariedades cometidas al cierre de la administración pasada, donde se autorizaron unidades en algunas rutas con acuerdos que están por encima de la Ley.

Bustamante Grajales consideró que el tema del transporte ya se salió del control de las autoridades, debido al abandono que tuvo el gremio en las últimas dos administraciones

Es importante mencionar que, para ampliar más del tema, también se buscó al presidente de la Comisión de Movilidad, Comunicaciones y Transportes del Congreso Local, Maya de León Villard, pero no se obtuvo respuesta positiva a la petición.

Sin embargo, en octubre del año pasado el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Marcelo Toledo Cruz, consideró que la liberación al transporte podría ser una opción que ayude a terminar con monopolios y a evitar enfrentamientos entre los grupos de transportistas.

Bajo el título “liberación acabaría con conflictos y monopolios”, publicado el 10 de octubre de 2018, mencionó que una reunión que sostuvo en aquella época se enteró que había personas que tenían hasta 500 permisos para unidades, lo que refleja también corrupción en el gremio.

Aunque en el Congreso de Chiapas todavía no se libera el tema del transporte, está exigencia de algunos grupos ya tuvo eco en otras entidades de la República, para que exista un reordenamiento a todo el sector.

Es sabido que son las mismas organizaciones sociales las que han exigido la entrega de concesiones porque tienen unidades irregulares; sobre esto, el año pasado Toledo Cruz refería que algunos grupos han monopolizado todo el tema del transporte en Chiapas.

Bustamante Grajales exigió que el gobierno a través de la dependencia en turno, debe poner un «freno» y revisar el actuar de los concesionarios, pero tampoco deben permitir que un grupo de «vándalos se meta nada más porque lo quiere alguien”.

Las secuelas de no regular al gremio, lamentó, ha traído una serie de afectaciones que, en algunos casos, han sido mortales; algunas incidencias se han presentado en vehículos ‘piratas’ y fue la ciudadanía la que pagó el precio.

Finalmente, la Alianza se pronunció a favor de que se entreguen concesiones, pero en aquellos espacios que sean necesarios y que sean definidos a través de un estudio de factibilidad.