Médicos protestan dando consultas en el centro de Tuxtla

Son 45 de los 90 médicos que fueron despedidos a finales del mes de febrero del programa “Prospera” de la Secretaría de Salud del Estado de Chiapas, quienes realizaron una protesta dando consultas a la población de manera gratuita en el centro de Tuxtla.

Emanuel Hernández Becerril, médico egresado del Instituto Politécnico Nacional, informó que el despido en el estado no tiene ninguna justificación, ya que a nivel nacional les notificaron que el programa no ha sido desaparecido, únicamente está suspendido.

Indicó que el sector salud y en particular este grupo de médicos entienden la situación que está pasando el país, por ello desean contribuir con las políticas públicas implementadas por el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador.

“Estamos en la mejor disposición de entregar un informe para ponerlo al tanto de lo que acontezca, por ello iniciaremos una mesa de trabajo con el secretario de salud federal, para encontrar una respuesta en conjunto entre los dos niveles de gobierno”, agregó.

Consideran que los despidos injustificados, son una muestra de la situación que actualmente atraviesa el sistema de salud en Chiapas. Por ello los médicos han optado por manifestarse brindando consultas generales a la población de Tuxtla.

Informó que esta acción será por tiempo indefinido hasta que el gobierno del estado atienda el caso e instale una mesa de negociación, para tratar también el tema de los salarios que no fueron saldados en el ejercicio de sus funciones.

En este sentido, dio a conocer que a cada uno de los médicos y enfermeras se les adeuda dos meses de sueldo “queremos a Chiapas, amamos a nuestra gente que necesita de nuestros servicios por ello pedimos regresar a nuestras unidades para continuar con el servicio a las colonias y ejidos”.

Estos médicos laboraron para la Jurisdicción Sanitaria, la más grande de Chiapas en diferentes centros de salud del estado.

“Respecto a los despidos sí queremos precisar que no fue una notificación formal, únicamente nos hablaron por teléfono para decirnos que ya no íbamos a laborar. La petición es concreta, la restitución y el pago que de manera individual son cerca de 50 mil pesos”, concluyó.