Organizaciones piden justicia en caso Sinar

“Justicia, ni perdón ni olvido”, demandaron integrantes de la Red Ciudadana por el Cuidado de la Vida y la Madre Tierra en la Región del Valle de Jovel, organizaciones sociales y ciudadanos en particular, tras depositar una ofrenda floral en la cruz atrial de la Plaza de la Resistencia en San Cristóbal, en memoria del activista Sinar Corzo Esquinca.

Junto a las flores, colocaron la fotografía de Sinar Corzo Esquinca, luchador social, asesinado la noche del pasado 3 de Enero en Arriaga, colocaron también la leyenda: “Justicia para Sinar, ni perdón ni olvido”.

En la ceremonia, participaron representantes de organizaciones sociales y ciudadanos.

Javier Alarcón Zapata, comisionado del Comité Coloso de Piedra de los Derechos Humanos de Arriaga, dijo que el llamado que hicieron es de justicia, pero también “para que los gobiernos cambien de actitud, respecto al trabajo que realizan los defensores de derechos humanos”.

“No pueden seguir siendo vistos los defensores de derechos humanos como enemigos, fomentando un clima de animadversión en su contra; porque no va faltar que un sicario, un mozo, un lacayo, que quiera quedar bien con su patrón. Lejos de reconocer su trabajo”.

Mencionó „que es muy importante que la sociedad se de cuenta del modo de operaciones que tiene que ver con los procesos electorales, delitos que también denunciaba Sinar. “Porque en las elecciones consiguen la carne de cañón, que ya en el gobierno se convierten en los sicarios, grupos de choque y los comandos de muerte”.

Señaló como responsables de la muerte de Sinar Corzo Esquinca, a Manuel Velasco, por acción u omisión porque no cumplió con la recomendación 18/2015 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

A Eduardo Ramírez, Senador de la República por Chiapas, porque en el momento cuando se dieron las agresiones, el era secretario de gobierno.

Los participantes en la manifestación, dijeron que no sólo es la muerte de Sinar Corzo, sino un modo de operación en contra de defensores de los derechos humanos, como lo ocurrido con los representantes de la Colonia Maya, donde se giraron órdenes de aprehensión en contra de los defensores de la madre tierra.

Otro caso, es el ocurrido en el Barrio de Cuxtitali, donde un grupo de ambientalistas fueron agredidos cuando se disponían a participar en una campaña de reforestación, y como estos casos, hay muchos otros en el Estado, dijeron.

Los manifestantes exigieron justicia y castigo para el actor material y para los intelectuales de Sinar Corzo Esquinca, luchador social originario del municipio de Arriaga.

En el acto participaron representantes de la Red Ciudadana por el Cuidado de la Vida y la Madre Tierra, Colonia Maya, Cuxtitali, Derechos Humanos Ku untik, Teatro Callejero Shutil, Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, Mujeres desplazadas de Puebla-Chenalhó, por citar algunos.