Paramédicos de la Cruz Roja Mexicana Delegación Tapachula, vienen laborando bajo protesta, en virtud a que los directivos de la misma no les han entregado los uniformes completos que cada año se les otorga.

Por ello, pidieron la intervención del presidente del organismo, Jorge Gutiérrez Franco, con la finalidad de que puedan continuar con sus actividades uniformados e identificados.

Son 15 paramédicos de los dos turnos los que han solicitado la entrega de sus uniformes oficiales que constan de pantalón tipo comando de servicio, camisola y un peto, todos con los logotipos oficiales de la benemérita institución.

Explicaron que la administración de la Cruz Roja en Tapachula no ha atendido sus peticiones y ante ello, pidieron la intervención del consejo directivo para que se pueda solucionar ese problema, toda vez que los uniformes actuales se encuentran desgastados, dando una imagen indebida de la institución.