Regular consumo de agua, busca iniciativa de Ley

Debido a que en el estado se tienen problemas con el acceso, saneamiento y servicios del agua potable, desde la pasada legislatura se tiene una iniciativa de Ley de Aguas para el Estado de Chiapas, cuyo propósito se encuentra en la regulación y el aprovechamiento sustentable del vital líquido, pero la propuesta se quedó en la “congeladora” del Congreso Local, es decir, desde la sexagésima sexta legislatura el proyecto no se analizó.

El documento, que fue propuesto por la entonces presidenta de la Comisión de Recursos Hidráulicos, María Elena Culebro Villatoro, consta de ocho títulos, 29 capítulos y 240 artículos.

La idea que tenía la diputada local -que repite en el Congreso otros tres años más-, era armonizar la propuesta con la Ley de Aguas Nacionales, para la planeación, “uso, aprovechamiento sustentable, preservación, recuperación de la calidad del agua, así como el control y suministro de servicios públicos”.

Objetivo

La iniciativa también incluía todo un sistema de rendición de cuentas y de fiscalización de los recursos económicos, para solicitar los estados financieros a los organismos municipales e intermunicipales, cuyo propósito es el saneamiento del agua y la implementación de obras públicas.

El cambio también incluye pasar del Instituto a Comisión Estatal del Agua (CEA), la cual contaría con las facultades para la promoción de los programas en materia hídrica, que tenga autonomía y que estará descentralizado de la administración estatal.

Dentro de las atribuciones, se incluirían establecer los mecanismos para el consumo humano, agropecuario y hasta industrial.

“Es una Ley con una nueva visión normativa, social y humana que abraza los elementos fundamentales como el derecho humano al agua y saneamiento, los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el agua como un bien social, el enfoque de cuencas, la salud humana, la gobernanza del agua y la gestión comunitaria del agua”, puntualiza el escrito que hace referencia a la exposición de motivos.

Chiapas se enfrenta a problemas de servicios de calidad en el suministro del vital líquido, pero también existe un rezago en la infraestructura básica que ha derivado en la contaminación de los espacios.

La iniciativa que se encuentra en la “congeladora” del recinto legislativo (pero que ahora se hacen mesas de trabajo, para hacer un foro nacional para definir el principal problema en Chiapas y se haga la nueva Ley General de Aguas Nacionales) tiene dentro de sus propósitos, rescatar los ecosistemas y darle orden al uso de las cuencas.