Familias desplazadas de manera forzada de Banavil, municipio de Tenejapa, retornaron este lunes a sus tierras de manera temporal para trabajarlas, mismas que abandonaron desde el pasado cuatro de diciembre del 2011.

Representantes de las familias desplazadas, antes de partir a la comunidad dieron a conocer en conferencia de prensa que vuelven “no porque sus denuncias ya estén resueltas, ni porque las autoridades les hayan ofrecido plenas garantías de que las agresiones no volverán a repetirse”.

Retornan, dijeron, porque la vida en la ciudad es muy dura, porque no tienen tierras para trabajar, ni casa para vivir. Quieren trabajar sus tierras para poder sostener a sus familias.

“Nuestro retorno provisional es para revisar nuestras casas, limpiar las colindancias de nuestras parcelas y es un retorno temporal sin justicia”, mencionaron.

Dieron a conocer ante medios de comunicación que permanecerán en la comunidad 15 días, del 3 al 17 de agosto en condiciones de inseguridad, “porque hay impunidad y el Gobierno no ha respondido nuestros 7 puntos, exigencias de justicia y retorno”.

Mencionaron que este martes recordarán cuando fueron desplazados de manera forzada y la desaparición de Alonso López Luna. “Este día lo recordaremos con tristeza, a la vez con valor en nuestros corazones, alzando la voz para que un día llegue la verdad y la justicia que no han llegado y seguimos esperando”.

Denunciaron que “el gobierno está violando nuestros derechos, a saber la verdad de lo sucedido con nuestro padre y a tener una vida digna, por estar desplazados de manera forzada desde hace 3 años y 8 meses, y porque no han tenido castigo los responsables de nuestro desplazamiento y la desaparición”.

Invitaron a las organizaciones y a la sociedad civil a estar atentas durante los días que estarán de manera provisional en la comunidad de Banavil, y a los colectivos, organizaciones nacionales e internacionales que se solidaricen con ellos en apoyo de acompañamiento y económico.