Ciclistas extranjeros fueron asesinados: fiscal Luis Sánchez

Los ciclistas Holger Frank Hagenbush, de Alemania, y Krzystof Chmielewski, de Polonia, fueron asesinados y no perdieron la vida por un accidente, pues sus restos presentan evidencias de un homicidio intencional, dijo el fiscal Luis Alberto Sánchez, responsable de la investigación del caso.

En entrevista comentó que una de las posibles causas del crimen es el asalto, ya que faltan algunas de las pertenencias de las víctimas.

“La causa de muerte del que puede ser el ciclista polaco es traumatismo craneoencefálico severo, por causa aún no determinada, pero todo indica que fue por un objeto contundente”, añadió.

Señaló que “los restos óseos encontrados 200 metros más abajo del primer cuerpo, que pueden ser del ciclista alemán, en ambos casos digo que pueden ser porque no tengo las pruebas de ADN que me puedan dar por hecho científica y jurídicamente que se trata de ambos ciclistas, presentan un disparo, pues tienen un orificio de entrada en la región occipital, atrás de la oreja izquierda, con salida en la región occipital parietal del lado derecho”.

Expresó que “ambos orificios son característicos de un disparo de arma de fuego. Faltan algunas pertenencias del alemán, lo que nos establece como móvil el asalto, sin descartar ninguna línea”.

Sánchez subrayó que “ahora sí ya podemos establecer esas causas de muerte”, al tiempo que comentó que según las investigaciones, el doble homicidio pudo haberse cometido entre el 27 y 28 de abril, ya que el alemán Holger Frank “tuvo comunicación con una amiga el viernes 27 alrededor de las 16.30 horas, y por medio de WhatsApp le mandó una imagen adelante de San Cristóbal, en dirección a Ocosingo, pero su destino era Palenque”.

“Pudo ser el viernes o sábado aproximadamente, pero estamos trabajando para poder establecer bien y poder dar con pruebas una información cierta, verídica, real, acertada y no estar especulando”, manifestó.

Los restos de los ciclistas europeos, que posiblemente se conocieron o encontraron en San Cristóbal, fueron hallados en un barranco de más de 400 metros de profundidad, a la altura del kilómetro 158 de la carretera San Cristóbal-Ocosingo, cuando se dirigían hacia Palenque y luego a Campeche.

“Estamos trabajando para esclarecer el crimen y dar con los responsables; tenemos grupos de investigadores laborando en la zona y estamos haciendo el trabajo de análisis e inteligencia también para dar con el paradero, pues esto no va a quedar así. Vamos a dar con ellos”, remarcó el fiscal.

“He estado trabajando en la zona personalmente, atendiendo al hermano del alemán (Rainer Hagenbush) y al personal de la embajada.

Rainer, por su parte, dijo que está “absolutamente sorprendido por recibir tantos detalles de la investigación” del caso de su hermano, al tiempo que expresó su esperanza de que las autoridades “encuentren la solución” y lo cierren.