En México debe transparentarse el uso de los recursos del Ramo 23 a fin de evitar el uso discrecional, político y electoral de dichos recursos, dijo el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos.

A pesar de que el presupuesto debiera de ser equilibrado con los ingresos proyectados, “cada ejercicio, el Gobierno Federal desatiende y se aparta de lo autorizado en el PEF y existen fuertes discrepancias entre el gasto aprobado y el gasto ejercido”.

Para la Coparmex existen medidas para transparentar el gasto como definir a quién se le otorgarán los recursos vía Ramo 23.

Profesionalismo

Fortalecer el profesionalismo y desvinculación partidista del gasto público; regular el destino de los ingresos excedentes y las reasignaciones presupuestales; conformar un Consejo Fiscal Independiente, y conformar un Catálogo Nacional de Programas Sociales, un Padrón Universal de Beneficiarios y la Clave Única de Identidad.

De Hoyos recordó que en el análisis donde México analiza el Ramo 23 afirma que “se ha convertido en un espacio creciente de discrecionalidad en el gasto público, generando distorsiones”.