Comienzan funerales del senador John McCain
El senador estadounidense John McCain fue un héroe de la guerra de Vietnam y rebelde de la política. AP

Los servicios funerarios del senador John McCain en la catedral Nacional de Washington dieron inicio ayer tras varios días de tributos en los que se le reconoció como un héroe estadounidense y un político con posiciones bipartidistas en favor de esta nación.

Ayer por la mañana, los restos del legislador y ex candidato presidencial llegaron a la catedral en la capital del país en un ataúd cubierto por la bandera de Estados Unidos y escoltado por una guardia con honores militares.

Entre los numerosos elogios y tributos destacaron los discursos de los ex presidentes Barack Obama y George W. Bush, y por supuesto la ausencia del presidente Donald Trump, quien no fue invitado por decisión expresa del propio McCain.

Bajo los elevados arcos neogóticos de la Catedral Nacional, el Washington oficial se reunió para despedirse del senador John McCain, coronando días de homenajes al héroe de guerra y contendiente presidencial republicano que murió la semana pasada de cáncer cerebral a la edad de 81 años.

Dos ex presidentes que impidieron que McCain ganara ese título, el demócrata Barack Obama y el republicano George W. Bush, entregaron elogios al senador por sexto término de Arizona ante dos mil 500 invitados.

La idea distintiva de McCain fue la exhibición final y conmovedora del bipartidismo, y se celebró en los servicios fúnebres desde Phoenix hasta el Capitolio de Estados Unidos en los últimos tres días.

En sus últimas semanas y meses, McCain personalmente presidió muchos de los preparativos para su recuerdo, incluida una abundancia de piedras de toque simbólicas de su vida y carrera, y el deseo de que el actual presidente no fuera incluido.

El sábado por la mañana, una tormenta había cesado, cuando el coche fúnebre que transportaba su ataúd desde el Capitolio hasta la catedral se detuvo en el Vietnam Veterans Memorial, donde su esposa Cindy, de 38 años, dejó una corona de rosas rojas y blancas acentuadas con azul, y una cinta que decía: “En honor a todos los que sirvieron”.

Héroe de guerra

El senador estadounidense John McCain fue un héroe de la guerra de Vietnam y rebelde de la política que con frecuencia retó a la ortodoxia de su partido, el Republicano.

John Sidney McCain III fue descendiente de una familia militar y buscó en dos ocasiones sin éxito la Presidencia de Estados Unidos, como culminación a varias décadas dedicadas al servicio público.

Aunque nunca logró ascender al máximo escalón de la política de Estados Unidos, siempre defendió la honorabilidad de la oficina de la Presidencia, lo que en meses recientes lo confrontó con su actual ocupante, Donald Trump.

Al inicio de su campaña presidencial en 2016, Trump puso en duda la calidad de héroe de guerra de McCain, quien fue hecho prisionero el 26 de octubre de 1967 cuando realizaba un bombardeo contra Vietnam del Norte.

Derribado sobre Hanoi, McCain resultó seriamente herido, a pesar de lo cual no recibió tratamiento médico.

Su padre fue nombrado comandante de las fuerzas de Estados Unidos en 1968 y los norvietnamitas ofrecieron liberar a su hijo, pero el joven McCain se rehusó en solidaridad con sus compañeros detenidos.

McCain fue finalmente liberado en 1973 como parte de los acuerdos de paz que pusieron fin a la participación de Estados Unidos en la guerra de Vietnam.

El derribo de su avión y las duras y prolongadas condiciones de su encarcelamiento, le dejaron heridas permanentes en su cuerpo, notorias de por vida en su caminar y en el movimiento de sus brazos.