Con ayuno y oración piden liberación de indígena

Seis reos del penal número 5, con sede en San Cristóbal de Las Casas, iniciaron este viernes, una jornada de ayuno y oración de dos días para exigir su liberación, informó su excompañero de cárcel, Alberto Patishtán Gómez, indultado por el presidente Enrique Peña Nieto en 2013.

En rueda de prensa, dijo que la protesta se organizó con motivo de que hoy se cumplieron 19 años de que fue encarcelado el indígena tsotsil Alejandro Díaz Sántiz, integrante de la agrupación La Voz de El Amate, adherente de la Sexta Declaración de Selva Lacandona, acusado del delito de homicidio.

Explicó que la jornada de ayuno y oración se realizó de las 6 a las 18 horas de este viernes, y continuará el sábado en el mismo horario; además de Díaz Sántiz participan Mariano Pérez Velázquez, Diego López Méndez, Adrián Gómez Méndez, Pablo Gómez Gómez y Alfredo Gómez López, presos “injustamente, pues nunca cometieron los delitos de los que están acusados”.

Agregó que los prisioneros “se están manifestando, con la esperanza de ser escuchados por el gobierno, porque es lamentable lo que viven los indígenas presos, ya que a muchos de ellos les fueron fabricados los delitos”.

Comentó que Díaz Sántiz, organizador de la protesta, fue encarcelado cuando tenía 17 años de edad, acusado del delito de homicidio en agravio de su hijo de ocho meses, cuando vivía en Veracruz con su esposa.

“Hoy completó 19 años de estar en la cárcel cumpliendo una sentencia de 29 años con seis meses, por lo que ya alcanza el beneficio de la preliberación, pero el gobierno no lo ha sacado”, manifestó.

“Es algo increíble que lo acusen de haber matado a su propio hijo”, aseveró Patishtán Gómez. “Lleva 19 años preso injustamente”, agregó.

Presentes en la rueda de prensa, los padres de Alejandro, originarios del municipio de Mitontic, ubicado en los Altos de Chiapas, pidieron al gobernador del estado, Manuel Velasco Coello, que intervenga para que su hijo sea liberado.

“Ayer que fue 10 de mayo muchas madres recibieron flores y comieron con sus hijos, pero yo sólo recibí pura tristeza. El gobierno no nos toma en cuenta, aunque desde hace años estamos pidiendo la libertad de mi hijo”, dijo la madre, María Sántiz Pérez.

Antonio Díaz Velásquez, padre de Alejandro, abundó: “Quiero la libertad de mi hijo porque ya lleva 19 años en la cárcel; ya fallecieron mi suegro, mi papá, mi mamá y su hermano, y mi hijo no platicó con ellos porque está encerrado injustamente”.