El paro que constructoras mantenían en la obra del nuevo Centro de Justicia Penal Federal, ubicado a un costado del Libramiento Sur Oriente de Tapachula, concluyó luego de que se les prometió que se les pagarían los adeudos, la mitad de manera inmediata y los restantes en tres meses.

El grupo de constructores que por nueve días no trabajaron, informaron que el acuerdo fue establecido con la empresa Chufani S.A. de C.V., por lo que se dio respuesta a la demanda que habían establecido y se terminó el bloqueo de la obra que lleva un 95 por ciento de avance.

Aclaración

La información proporcionada por el apoderado legal de grupo constructor DOGU, Julio César Gordillo, el cual aclaró que la empresa constructora Chufani ganó la licitación de dicha obra, no fue la que subcontrató, sino Advance Builders S.A. de C.V., que es la responsable del endeudamiento y que a la fecha está desaparecida sin atender su responsabilidad.

Dijo que tras una mesa de negociación lograron importantes acuerdos, entre los inmediatos fue el pago de la mitad de la deuda como la liberación completa de la obra para que se concluya al cien por ciento en dos semanas.

Ante esto se espera que la Obra del Centro de Justicia Penal Federal, ubicada en la zona rural al sur oriente de la cabecera municipal, quede concluida en aproximadamente 15 días.