Después de concluidos los trabajos de reparación de la línea transportadora de gas amargo, que puso en jaque a más de 400 familias, por una fuga causada, al parecer, por ladrones de chatarra en la colonia Bicentenario de esta ciudad, se realizará un sondeo de la línea para su limpieza y detectar algún posible debilitamiento por corrosión en la tubería, de muchos años en servicio.

La mañana de ayer concluyeron los trabajos donde las cuadrillas de personal especializado lograron controlar la fuga, desfogar la tubería y colocar la abrazadera metálica para taponear el lugar del daño en el tubo de 24 pulgadas, donde se generó la fuga de gas que, durante tres días, puso en peligro a la población de las zonas de invasiones donde viven más de 3 mil familias, de las cuales 400 fueron evacuadas, por estar localizadas dentro del rango de 200 metros a la redonda del siniestro.

Las familias que habían sido desalojadas regresaron a sus hogares con las medidas de seguridad recomendadas por los especialistas, pues muchas están asentadas dentro del derecho de vía e incluso sobre la tubería activa, por lo que no pueden estar quemando basura ni realizando excavaciones ante el riesgo de perforar una de las líneas de gas o hidrocarburos, ante la posibilidad de una explosión o un fogonazo.

Las autoridades estatales y municipales a así como personal de Pemex, protección Civil, policías de las diferentes corporaciones  y Tránsito estatal, estuvieron pendientes de los trabajos y la atención a la gente con alimento y bebidas, hasta el momento que regresaron a sus hogares el día de ayer.