Teniendo como sede las instalaciones de la Secretaría General de Gobierno, autoridades constitucionales y de los bienes comunales de Manuel Utrilla (antes Santa Martha), del municipio de Chenalhó y de la comunidad Aldama, ratificaron su disposición de mantener el diálogo, así como el cese de provocaciones, como el mejor camino para resolver el diferendo agrario por la posesión de 59 hectáreas, desde 1977.

Durante esta reunión, en la que estuvo presente la Delegada en Chiapas de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Gobierno de la República, Mirla Beatriz Cabrera Sánchez y la Visitadora de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Claudia Cruz Sibaja, las autoridades comunitarias agradecieron el respaldo del Gobierno del Estado para propiciar acuerdos que permitan alcanzar una paz duradera en toda la región.

En ese sentido, las autoridades tradicionales de ambas comunidades se comprometieron a fortalecer las acciones de respeto mutuo y trabajar en la construcción de propuestas de solución al conflicto, mismas que deberán consensar entre los habitantes y presentar ante la mesa de diálogo.

Tras ser entrevistado sobre dichos avances, el Secretario General de Gobierno, Mario Carlos Culebro Velasco, reiteró el compromiso de la autoridad estatal de resolver este añejo conflicto comunitario, por lo que reconoció la voluntad de ambos municipios para resolver sus diferencias a través del diálogo.