Continúa Encuentro de Periodismo Cultural
Celebran la Feria Internacional de la Lectura Yucatán 2018. Cortesía

Entre la pasión por la poesía de David Huerta y su certeza de que le debe al Movimiento Estudiantil del 68 “una porción cardinal de lo que soy”, combinada con la pasión por la lectura, pero también la pasión por el periodismo cultural, la crónica y el interés por contar bien las historias de la realidad a partir de información investigada y verificada, ha transcurrido el primer fin de semana de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (Filey) 2018.

El encuentro, que tiene como eje el fomento a la lectura, tiene entre sus protagonistas al poeta, ensayista y traductor David Huerta, quien el sábado al recibir el Premio Excelencia de las Letras José Emilio Pacheco, de manos de Cristina Pacheco, aseguró que a 1968 y a todo lo que sucedió a partir del mes de julio en la Ciudad de México y en el país “le debo una porción cardinal de lo que soy, de lo que quisiera conseguir, de lo que pienso, de mis convicciones, de lo que no tengo más remedio que llamar: mis ideales”.

La Filey, que tendrá al escritor argentino César Aira entre sus invitados, es sede también del cuarto Encuentro Nacional de Periodismo Cultural que durante dos jornadas aborda el tema “Periodismo narrativo y crónica”, cuya inauguración estuvo a cargo del periodista y columnista de El Universal, Héctor de Mauleón, quien dijo que en las secciones culturales de fines de los 90 paso algo muy grave que fue que se impuso como modelo el periodismo norteamericano-texano con sus notas muy breves que se instalaron en varios diarios.

Sin embargo, expuso que hoy las cosas han cambiado: “Hay una frase que me encanta del periodismo narrativo, dice que durante un tiempo ocupó las covachas y desvanes de la casa del periodismo pero ahora tiene habitación propia, y no solo habitación propia sino habitación con vista al mar”.

De Mauleón expresó las redacciones están llenas de personas que llegaron al periodismo pero no saben hacer una nota. “Monsiváis decía que una de las grandes tragedias del periodismo mexicano es que la sintaxis había huido en estampidas”, dijo.