Crecen protestas de sector salud
Los enfermeros venezolanos continúan las protestas en demanda de mejoras salariales. Agencias

Los enfermeros venezolanos continúan las protestas en demanda de mejoras salariales en el marco de la grave crisis económica que padece el país y ante la indiferencia del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

La presidenta del Colegio de Enfermeros de Caracas, Ana Rosario Contreras, informó que 25 centros de salud de la capital se apegaron al paro indefinido del personal iniciado el pasado lunes.

El número corresponde a 90 por ciento de la red hospitalaria y parte de la ambulatoria. Además, en otros centros asistenciales del país las enfermeras también se han paralizado. “Esta era una protesta que comenzó solo en la capital, pero ha sido replicada en 20 estados del país”, dijo la enfermera, reportó el diario El Nacional web.

Afirmó que se mantendrá la paralización indefinida de actividades hasta que el gobierno de Maduro atienda el llamado al que ya se han unido otros gremios del sector salud.

Reiteró que están paralizadas las actividades rutinarias y que todos los enfermeros están obligados a atender las emergencias y las urgencias, así como las inmunizaciones, debido a las epidemias que han surgido en el país aunque no especificó cuáles.

Contreras también rechazó las intimidaciones y expresó que no detendrán las protestas. “Queremos hacer un llamado al médico Alí Barrios, director de la Maternidad Concepción Palacios de Caracas, para que deje de utilizar a los mal llamados colectivos para hacernos callar”.

Aunque la demanda principal de los enfermeros durante esta semana de protestas son las mejoras salariales, tampoco dejan de denunciar los fallos que hay en las infraestructuras y equipos de los hospitales, así como la falta de medicinas y materiales médicos.

Los enfermeros claman por una respuesta por parte del gobierno de Maduro que hasta ahora solo ha señalado que se encuentra revisando las tablas salariales de todos los trabajadores públicos.

Contreras aseguró también, que las enfermeras recibieron de pago 1.555.000 de bono de alimentación (entre 0.70 y 16 dólares según las tasas oficiales) y 1.200.000 por el salario base (entre 0.54 y 12.5 dólares).

“¿Quién puede mantener una familia con esos sueldos?”, preguntó Contreras, pues la canasta alimentaria en Venezuela se ubica en 220 millones de bolívares (entre 100 y 2.291 dólares).