La Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó un pronunciamiento de condena a la violencia contra candidatos en el actual proceso electoral, además de que llamó a garantizar la protección de los aspirantes a cargos de elección.

De esta manera, luego de casi 100 homicidios de candidatos y políticos, el Congreso de la Unión emitió su postura de “condena enérgica de los hechos de violencia en contra de ciudadanos postulados a cargos de elección popular”.

Emitió un llamado a que las instituciones responsables de organizar los comicios, convoquen a los partidos y a todos los participantes en el proceso electoral a conducirse con respeto a las reglas de la competencia y a no generar climas de violencia entre candidatos y ciudadanos.

De igual forma, exhortó a partidos políticos y candidatos a que eviten la calumnia y la referencia a la violencia y el odio, en sus estrategias de comunicación política electoral.

El pleno de la Comisión Permanente aprobó por unanimidad el pronunciamiento en el cual se exhortó a las autoridades federales, estatales y municipales a “fortalecer los mecanismos de protección” de candidatos y ciudadanos.