Baja la práctica de este deporte en la entidad
A mediano plazo, el Judo podría dejar de practicarse, un golpe duro para un deporte que ha dado resultados para la entidad. Cortesía

No es uno de los deportes más populares en la entidad, pero sí uno de los que año con año, cuando se presentan los campeonatos nacionales y el evento máximo federado del país, la Olimpiada y Nacional Juvenil, han brindado grandes resultados con sus atletas.

Pero todo lo anterior queda de lado cuando el presidente de la Asociación de Judocas del Estado de Chiapas, Omar Barrios Rodríguez, se dice preocupado por el futuro de esta disciplina marcial que poco a poco ve agotadas sus reservas, en cuanto a practicantes se refiere.

“Ahora mismo estamos trabajando con las categorías infantiles, pero sí preocupa porque de todo el estado, solamente aquí en Tuxtla Gutiérrez es donde se practica en mayor cantidad el Judo, de ahí no hay más; entonces, nos estamos quedando sin atletas que puedan llegar a ser referentes para la Olimpiada y otros eventos nacionales”, comenta Barrios Rodríguez.

El hecho llama la atención, luego de que el año pasado Itzel Pechá logró la medalla de oro por equipos en los Juegos Olímpicos de la Juventud, realizados en Argentina, lo que pudo haber significado que existiría una mayor cantidad de atletas inscritos en el Judo, pero no es así.

Poco atractivo

“Al no ser un deporte tan llamativo como el Tae Kwon Do o el Karate, se hace poco atractivo para los niños y jóvenes; además debemos ser claros al decir que son pocos los que realmente soportan los entrenamientos, por los derribes que se hacen y las llaves que se llegan a enseñar”, puntualiza el titular del organismo estatal.

Además, ahora mismo, el Judo en Chiapas no cuenta con un sitio idóneo para sus entrenamientos. “Estamos entrenando con unas lonas que ya van para los 20 años de uso, que llegan a ser peligrosas para los niños sobre todo, porque en una de las zonas remendadas pueden llegar a lastimarse”, indicó.

“Por otro lado, los que nos dedicamos a entrenar, como el profesor Olmo (Luis Alberto) y el profesor Roberto (Moreno), lo hacemos por amor al deporte, pues de ahí hemos hecho la invitación a otros compañeros, pero como no se percibe un gran sueldo, ellos declinan para continuar con sus actividades diarias, que les dejan mayor entrada económica, y es entendible”, dio a conocer Omar Barrios.

Ahora mismo, competidores para competencias oficiales se pueden contar con los dedos de una mano, tanto en las categorías mayores como en las infantiles, por lo que ven con urgencia trabajar para conseguir una nueva camada de judocas que en un futuro sean referentes de la entidad y posiblemente del país.